Atrás

Rocío Martínez, la mujer que, junto con los 'Patrulleritos ambientales', trabaja por la protección del humedal Meandro del Say

Rocío Martínez, la mujer que, junto con los 'Patrulleritos ambientales', trabaja por la protección del humedal Meandro del Say

$Titulo_SEO.getData() Rocío Martínez, la mujer que, junto con los 'Patrulleritos ambientales', trabaja por la protección del humedal Meandro del Say

Rocio Martínez 1

Bogotá, 21 de octubre de 2022. (@AmbienteBogota). Incentivar el amor por el medioambiente en los más pequeños de la ciudad es lo que más le apasiona a Rocío Martínez Vásquez. Aunque esta bogotana, de 35 años, es profesional en mercadeo y publicidad, se ha destacado por ser una líder ambiental que mueve a toda una comunidad para defender el humedal Meandro del Say, ubicado en el barrio El Recodo, de la localidad Fontibón, y a todo el entorno que lo rodea.

Hace cinco años, Rocío creó un colectivo 'Patrulleritos ambientales', conformado por niños y niñas de 5 a 12 años, que viven en la localidad de Fontibón. Desde entonces, ha desarrollado diferentes actividades, como talleres de reciclaje, siembra de árboles, jornadas de limpieza y procesos de formación en diferentes temas, para promover el reconocimiento y cuidado del humedal Meandro del Say.

"En lo corrido de 2022, hemos involucrado a más de 250 niños y niñas, y siempre tenemos un grupo constante que ha venido trabajando desde hace años. En los procesos de formación hemos tenido entre 60 y 70 participantes que vienen trabajando en la defensa del humedal. Con esta estrategia no solo impactamos a los menores, sino también a sus familias", comenta Rocío.

Por medio de cada una de estas actividades que lidera, Rocío se ha encargado de potenciar las habilidades de cada 'patrullerito'. Ella comenta que eligieron este humedal como protagonista, porque notaron diferentes problemáticas derivadas de actividades económicas que comenzaron a funcionar en este ecosistema.

"Junto con nuestros 'guardianes del humedal' emos logrado frenar la ampliación de canchas de fútbol que funcionan en este lugar y actividades económicas que no deberían estar allí. Había varios tensionantes que se han logrado apaciguar.

También estamos incidiendo en el proyecto de suministro hídrico que se está trabajando con la CAR y el Acueducto de Bogotá. Hemos estado en esos espacios de socialización para saber cómo proyectar ese humedal", dice.

Recientemente este colectivo logró obtener un recurso de fortalecimiento por parte del Fondo de Desarrollo Local de Fontibón para ejecutar este Proceso de Educación Ambiental Comunitario (Proceda). Con esta suma lograron crear nuevos programas de formación y talleres de creación de cuento e ilustración. Asimismo, adquirieron equipos tecnológicos para reforzar los procesos de educación ambiental.

El humedal Meandro del Say se convirtió en un aula viva de formación para los más pequeños de la localidad. Allí ellos tienen la oportunidad de comprender las problemáticas y construir historias, con personajes y acontecimientos, que pueden convertirse en realidad y aportar a la conservación de este espacio. "Por medio de sus historias, proponen soluciones que, desde la visión de niños y niñas, permiten que el ecosistema se recupere. Así, hemos logrado apropiarnos del humedal y cambiar esa percepción errónea de que era tan solo un potrero", agrega Rocío.

Estas actividades también cuentan con el apoyo de la Secretaría de Ambiente y la CAR. Adicionalmente, el sector privado, colectivos ambientales y la comunidad han sumado esfuerzos para que estas acciones de protección tengan un mayor impacto.

Rocio Martínez 2

"Podemos mejorar las acciones que tenemos y generar prácticas más sostenibles"

Con su programa 'Patrulleritos Ambientales', Rocío no solo ha beneficiado al humedal Meandro del Say, también ha incidido en espacios de participación ciudadana y ha sido parte activa de la Comisión Ambiental Local y la Mesa Distrital de Humedales, donde representa a la localidad de Fontibón.

Además, en septiembre de este año participó en la firma del pacto para reconocer a El Recodo como el primer ecobarrio de la localidad de Fontibón y el tercero a nivel distrital. "Hemos visto que podemos mejorar las acciones que tenemos y generar prácticas más sostenibles en este territorio. Nos eligieron al ser un barrio de periferia y estar cerca del río Bogotá", comenta.

Su preocupación por la conservación del medioambiente surgió de manera poco predecible. Rocío siempre había desconocido qué era un humedal y no solía involucrarse en reuniones de su conjunto residencial ni mucho menos de la comunidad, "pero un día, acostada en mi cama, escuché pelear tanto a la gente de afuera que dije: "puedo hacer algo, no tengo que pensar solamente en mí, sino que también puedo ser un elemento para transformar" y desde ahí vino a mi mente la idea de crear estas iniciativas", relata Rocío.

Su idea arrancó con talleres de reciclaje dirigidos a adultos, pero en el primer encuentro que organizó no asistió ni una sola persona. Pese a su desánimo, vio la oportunidad de darle un giro y trabajar con los niños y las niñas.

"Cuando empezamos a trabajar con ellos la acogida fue completamente distinta, los niños y niñas empezaron a participar en los talleres y poco a poco fuimos participando no solo en las actividades dentro del conjunto, sino también del barrio y con eso nos enteramos de que había un humedal. Empezamos a participar en las jornadas de siembra que organizaba la Secretaría de Ambiente con la comunidad y ya poco a poco nos empezamos a vincular en su defensa", añade.

La transformación ha sido tan significativa que pasó a liderar talleres pedagógicos, vivenciales y con actividades lúdicas que permiten el reconocimiento del humedal. Con esta idea, Rocío espera llegar a más familias y mostrarles que proteger estos ecosistemas es esencial para el bienestar integral de la sociedad.

"A veces nos quejamos y solo les dejamos el trabajo a las instituciones o nos desligamos de la responsabilidad que tenemos como ciudadanos, pero yo creo que también el amor a la ciudad y el territorio hace que nos volvamos ciudadanos incidentes y que tengamos una voz fuerte en diferentes escenarios de participación ciudadana", concluye.

¿Cómo participar?

Las actividades de formación del programa ¿Patrulleritos ambientales¿ son constantes. Por medio de los canales digitales oficiales los niños y niñas interesados en ser parte de esta estrategia pueden enterarse de toda la programación y vincularse sin ningún costo:

Instagram: patrulleritosambientalescol 

Facebook: Patrulleritos Ambientales